15 abril 2009

Tarjeta gráfica no detectada en XP tras reinstalar

Recientemente me he topado con un problema muy curioso. Tras un falso positivo del Antivirus Comodo en ciertos ficheros del sistema, el Windows XP dejó de funcionar. La solución: reinstalar XP por encima.

Tras realizar la operación, en principio el problema parecía resuelto, pero curiosamente la tarjeta gráfica no aparecía por ninguna parte. Y cuando digo que no aparecía no me refiero a que faltaba el driver específico de la gráfica, sino que en el Administrador de dispositivos no aparecía ningún Adaptador de pantalla detectado, de modo que non existía la posibilidad de actualizar el controlador. De hecho al intentar instalar los drivers de ATI y el CCC, aparecía un mensaje avisando de que no se encontraba ningunha tarjeta gráfica compatible y que la instalación no podía continuar. Así que las cosas se estaban mostrando con una especie de driver VGA genérico que alcanzaba la resolución correcta, pero mostraba los desplazamientos dentro de las ventanas a saltos (aparte de aceleración 3D nula).

Tras darle varias vueltas y actualizar la BIOS, las DirectX y todo lo que se me ocurría di con la clave. Al parecer tenía que instalar un controlador para AGP, puesto que por alguna extraña razón había algún conflicto con eso y no se mostraba aviso en ningún lado. Después de descargarlo de la página web de la placa e instalarlo todo fue bien.

Aprovecho para comentar que instalar la última versión de los drivers de ATI no siempre es mejor, sobre todo cuando la gráfica no es de última generación. De hecho, muchos juegos no funcionan correctamente con las últimas versiones (7.x), pero al usar una anterior (6.x), de la época de la gráfica, todo fuciona a la perfección. Y es que en estos casos es muy cierto lo que se suele decir: "si funciona, no lo toques".

No hay comentarios: